sábado, julio 24

7 maneras de facilitar la mudanza y que sea más divertida

Las palabras “diversión” y “mudanza” rara vez van juntas porque, seamos sinceros: la mudanza suele ser un billete de primera clase a la ciudad del estrés. Aunque no podemos prometer que te sentirás como si acabaras de volver de un spa después de seguir estos consejos, sí creemos que al menos te sentirás como si acabaras de hacerte una manicura/pedicura muy agradable..

Estos son los mejores consejos que nos da Mudanzas Luján para que tu próxima mudanza sea, nos atrevemos a decir, ¡divertida!

Haz una lista de reproducción para empacar y desempacar

Crea dos listas de reproducción que puedas usar para tu mudanza: una lista de reproducción para empacar y otra para desempacar. Para mi lista de reproducción para hacer el equipaje, me centré en música de baile alegre para mantenerme motivado. Y para la lista de reproducción de desembalaje, elegí canciones un poco más relajantes pero que tuvieran algo de energía.

Hay algo psicológico que sucede en tu cerebro cuando pasas por este proceso con listas de reproducción que has designado para estas dos tareas. De alguna manera, fui capaz de ponerme en marcha mucho más fácilmente de lo que normalmente lo haría cuando pongo mi “lista de reproducción para empacar”.

Enfócate en lo fácil

Cuando estés trabajando en empacar las cosas, busca cualquier oportunidad para hacer tu vida más fácil. Estos son algunos de mis consejos favoritos:

Si tienes muebles, como tocadores, llenos de ropa, deja la ropa allí en lugar de sacar todo y empacarlo por separado. Los encargados de la mudanza pueden envolver la cómoda y asegurarse de que ninguno de los cajones se mueva. Cuando llegues a tu nueva casa, sabrás exactamente dónde está todo.

En el caso de la ropa que ya está colgada en el armario, déjala en las perchas. En lugar de dárselas a los de la mudanza, puedes moverlas tú mismo y trasladarlas directamente a tu nuevo armario. Asegúrate de que cuando apiles tus objetos, los dejes en el mismo orden en el que estaban (si te gusta cómo estaban organizados). Esto minimizará aún más tu trabajo.

Si los cubiertos, los utensilios de cocina y otros artículos ya están en organizadores de cajones, déjalos en los organizadores y empácalos de esa manera. Cuando llegues a tu nueva casa, puedes sacarlos directamente de la caja y meterlos en un cajón. Si no estás utilizando organizadores y te gustaría hacerlo, ahora es un momento estupendo para hacerlo. Compra unos organizadores que sepas que funcionarán en tu nuevo espacio y mete tus cosas de cocina en ellos antes de meterlas en la caja.

Las cajas más pequeñas son tus amigas

Este es un consejo que descubrí hace poco, pero que realmente hizo que mi última mudanza fuera mucho más agradable: utilizar cajas más pequeñas.

A mí me encantan las pequeñas cajas; no necesitas cinta adhesiva para unirlas, son pequeñas y fáciles de manejar, y se apilan perfectamente. Sin embargo, no es necesario que utilices Bankers Boxes, sino que pruebes a utilizar cajas un poco más pequeñas.

A veces se necesitan cajas más grandes, pero en mi última mudanza descubrí que necesitaba muy pocas. Y aunque tenía más cajas en total, al final estaba mucho más contenta. Además, puedes empaquetar y desempaquetar las cajas más pequeñas mucho más rápido, así como moverlas fácilmente durante el proceso de desembalaje. Al desempaquetar las cajas más pequeñas sentí que estaba experimentando constantemente pequeñas victorias rápidas, y eso realmente me hizo seguir adelante.

Utiliza una aplicación de mudanzas

Esta aplicación te ayudará a hacer un seguimiento exacto de lo que hay en cada caja, permitiéndote hacer fotos a medida que llenas las cajas. También tiene una función de búsqueda muy útil, así que cuando estés en tu nueva casa preguntándote “¿dónde empaqué mi colección de libros de diseño de mesa de café?”, puedes buscar los artículos y averiguar exactamente en qué caja fueron empacados.