domingo, octubre 17

5 formas esenciales de mantener su presencia en línea

Hoy en día, los expertos en marketing dedican mucho tiempo y esfuerzo a proporcionar a los empresarios consejos útiles sobre cómo mejorar las calificaciones, las reseñas y la reputación social online de su empresa. No es de extrañar, porque la nueva generación de consumidores tiende a buscar en Internet sobre un producto o empresa antes de realizar su compra, y cualquier empresa querría, por supuesto, tener un rumor positivo en torno a su nombre.

Es normal que las empresas, ya sean pequeñas o grandes, tengan ciertos problemas con sus clientes. Cuando esto ocurre, lo que el propietario de la empresa quiere es resolver el problema incluso antes de que el cliente exprese su descontento públicamente a través de diversas plataformas online. Como estamos en la era de Internet, el boca a boca, positivo o negativo, puede propagarse mucho más rápido.

Afortunadamente, hay formas sencillas pero eficaces de preparar y gestionar las críticas en línea con eficacia.

En este artículo, conocerá las diferentes formas de minimizar el impacto de las críticas online negativas y seguir manteniendo una buena reputación online.

1. Aumentar significativamente su presencia en línea

Para poder gestionar adecuadamente su reputación online, es obvio que debe estar activo en las diferentes redes sociales. Cree una cuenta de medios sociales para su empresa en Facebook, Twitter, Google+ y cualquier otra plataforma que sus clientes utilicen.

Sitios web como Instagram, Flickr, Pinterest, Vimeo y YouTube también pueden ayudarle a mostrar los puntos fuertes de su empresa y sus productos. Además, también es aconsejable que los directivos de su empresa e incluso los empleados habituales se unan a LinkedIn, que es una red social para profesionales. De este modo, podrá mostrar que es una empresa consolidada y también podrá conectar con otras empresas.

2. Gestione y actualice sus cuentas en las redes sociales con regularidad

De nada sirve tener cuentas en las redes sociales de tu empresa si no se van a actualizar constantemente. No basta con tener una cuenta de Instagram, Facebook o Twitter porque sí. Es necesario desarrollar una audiencia para mejorar su reputación en línea y utilizar estas cuentas para interactuar con sus clientes actuales o potenciales.

Lo que ocurre si no te esfuerzas en mantenerte activo es que las publicaciones negativas de clientes insatisfechos podrán superar tus publicaciones y tu reputación se verá afectada. Es recomendable utilizar estas cuentas online para aclarar ciertos problemas de los clientes con tu empresa o servicios.

3. Proteja a las personas que se asocian a su empresa

Trate de establecer una fuerte presencia en las redes sociales para sus ejecutivos, socios comerciales o cofundadores, especialmente si sus nombres son distintivos. Tener una presencia online débil para mantener su privacidad sólo le hace más vulnerable a los ataques online.

Hay ciertos casos en los que la identidad de la empresa está estrechamente entrelazada con los nombres de sus ejecutivos. Por ejemplo, la gente suele buscar en Internet el nombre del abogado, dentista, médico o ingeniero de la empresa. Por ello, es muy recomendable que estas personas tengan presencia en Internet y empleen una buena estrategia de gestión de la reputación para proteger a estas personas.

4. Mantener un blog

Su blog puede servir como una plataforma propia en la que puede abordar cualquier acusación importante sobre su negocio, si es necesario. Además, también es una gran manera de impulsar el ranking de su sitio y conectar con su mercado objetivo.

5. Manténgase profesional y no participe en discusiones en línea

Independientemente de la actitud o el enfoque de su cliente, nunca entre en discusiones en línea. Defienda a su empresa de forma agradable y tranquila, para no parecer poco profesional o duro ante todos los internautas.
Cuando te involucras emocionalmente en las discusiones, es muy posible que acabes diciendo cosas que pueden afectar negativamente a tu reputación online. Cuando sientas que estás entrando en conflicto con un cliente maleducado, tómate un pequeño descanso para serenarte.