jueves, septiembre 24

¿Cómo te lavas el bronceado?

Un bronceado le da a su piel un aspecto saludable, pero no todo el mundo tiene la oportunidad de descansar en playas soleadas todo el año, y la actitud hacia las camas de bronceado es ambigua. Dale a tu piel un ligero tono de productos bronceadores – cremas, sprays, lociones. Pero también hay algunas dificultades: un bronceado así puede ser desigual y entonces surge la pregunta – ¿cómo lavar el bronceado?

Hay varias maneras de tratar de quitar un bronceado, sin embargo, para decir de antemano si ayudarán, es imposible. Todo depende de las características de la piel. La mejor manera de empezar es probar el método elegido en alguna parte discreta de la piel y, si el resultado le conviene, puede repetir la experiencia en toda la piel.

  • Pruebe un autobronceador con un desmaquillador o una loción con alto contenido de alcohol o ácido salicílico, que elimina perfectamente las células muertas de la superficie de la piel.
  • Remoje la piel en un baño, aplique una mezcla de sal marina y jugo de limón a la esponja y masajee cuidadosamente la piel coloreada.
  • Diluya el vinagre de mesa con agua en una proporción de 1 : 1 y limpie la piel varias veces con un bastoncillo de algodón hasta que se vuelva más clara.
  • Humedezca la almohadilla de algodón con un 3% de peróxido de hidrógeno y limpie la piel hasta obtener el resultado deseado.
  • Diluya el jugo de limón con agua por la mitad, aplíquelo a la piel y después de 15 minutos tome una ducha y lávese el jugo.
  • Si tiene piel sensible, diluya el jugo de limón con aceite vegetal en lugar de agua.

Importante: Todos estos productos secan mucho la piel, y después de blanquearla es necesario aplicar una crema hidratante o aceite corporal.

Si ninguno de los medios no ha ayudado a aclarar la piel después del autobronceado, tendrá que pedir ayuda en una peluquería o salón de belleza, donde, con seguridad, hay productos especiales que lavan la pintura.