sábado, julio 24

Cómo elegir el sofá adecuado

Si estás pensando en comprar un sofá nuevo, es aconsejable invertir en una pieza de buena calidad que pueda durar años. Aunque la mayoría de los sofás prefabricados de marcas o tiendas de renombre parecen sólidos y pesados, la calidad real sólo puede juzgarse después de conocer los diferentes materiales utilizados para su fabricación. A continuación te presentamos una sencilla lista de comprobación de Moradillo tienda online de sofás que puede ayudarte a evaluar la calidad del sofá antes de comprarlo.

Comprueba la comodidad

Durante el proceso de selección, siéntate en las esquinas y en el centro del sofá para asegurarte de que el tamaño, la profundidad y el respaldo son cómodos. Si piensas utilizar el sofá como sofá, túmbate en él para comprobar su longitud y nivel de comodidad. Todos los bordes del sofá deben ser suaves al tacto y la pieza no debe tambalearse.

Evalúe la calidad de la estructura

La calidad de la estructura de madera utilizada para construir el sofá determina la fuerza y la solidez de la pieza. Un marco de sofá de buena calidad está hecho de especies de madera dura secadas al horno, como la teca, el roble, el sheesham, el nogal y el arce. Los sofás de menor calidad suelen ser de madera contrachapada o blanda.

Consejo: Elija sofás cuyas patas formen parte del armazón de madera, ya que esto hace que el sofá sea más resistente. No compre un sofá con patas de metal, ya que son susceptibles de sufrir arañazos e incluso pueden dañar el suelo.

Tipo de muelles

El rebote del sofá depende del tipo de muelles utilizados para su fabricación. Un sofá de buena calidad viene con muelles atados a mano en ocho direcciones que hacen que los asientos sean cómodos y duraderos para que no se hundan. Además, hay que comprobar que los muelles no emitan un sonido chirriante cuando uno se sienta en el sofá.

Material de relleno

Los sofás de calidad superior utilizan espuma de poliuretano de alta resistencia (HR) envuelta en fibras sintéticas o plumas naturales para dar una sensación de suavidad y rebote. Además, compruebe los brazos y los laterales del sofá y asegúrese de que están bien acolchados para que no se note la estructura de madera.

Material de la tapicería

Investiga la calidad de la tela o del tapizado de cuero que se utiliza para tapizar el sofá. Es muy recomendable que elija una tapicería resistente a los rayos UV y que no se decolore debido a la exposición continua a la luz solar. Los tejidos como el algodón y el lino con un alto número de hilos son los preferidos porque son transpirables y cómodos, pero tienen una vida útil limitada y pueden desgastarse al cabo de unos años.

También puede optar por tejidos sintéticos resistentes a las manchas, como el poliéster, que son más duraderos y fáciles de mantener. Opte por un sofá de cuero auténtico y evite la tapicería de imitación de cuero aunque sea más rentable. Tenga en cuenta que la piel sintética puede resultar pegajosa en verano, desgastarse y descascarillarse con el paso del tiempo.

Periodo de garantía

El fabricante debe ofrecer un buen periodo de garantía para reparar o sustituir el sofá si hay algún defecto en la estructura de madera, en la calidad de la mano de obra o en cualquier defecto de los materiales. El periodo de garantía suele oscilar entre 12 y 36 meses (o más), dependiendo del tipo y el coste del sofá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *